Nos podemos encontrar con molestia-dolor en la planta del pie después del verano, esto puede ser debido a diferentes causas como el uso de chanclas todo el día, caminar por terrenos irregulares con un mal calzado,…

El dolor de la fascia se presenta en muchas ocasiones por las mañanas, después de un periodo largo de inactividad y que genera un dolor punzante en la zona del talón durante los primeros pasos, hasta que poco a poco va desapareciendo.

La fascitis plantar es una inflamación del tejido que atraviesa la planta del pie, que conecta el calcáneo (hueso del talón) con los dedos.

IMG_0367

Es importante tener en cuenta, la relación que tiene la fascia plantar con la musculatura posterior de la pierna (gemelos), ya que el tendón de aquiles continua mediante la fascia y se conecta con la fascia plantar. Eso quiere decir que son dos estructuras que se relacionan entre sí, y por eso suelen ir en relación la lesión de la fascia con el acortamiento de la musculatura posterior de la pierna.

La fascitis plantar es frecuente que se dé entre los deportistas como los runners, pero también la pueden padecer personas más sedentarias. El sobrepeso también es un factor importante dentro de este tipo de lesión. 

Las causas más comunes de la fascitis plantar son: 

  • Pisar incorrectamente.
  • Practicar deporte en superficies duras.
  • Calzado inadecuado y con mala sujeción.
  • Pies cavos y valgos por disminución del apoyo.
  • Sobrepeso y sedentarismo.

El tratamiento fisioterápico para este tipo de lesión consistiría en el trabajo de toda la musculatura posterior de la pierna, combinando diferentes técnicas como la punción seca, estiramientos, trabajo miofascial… También sería interesante el trabajo de la columna lumbar, por su relación con los miembros inferiores.