Kinesiotaping o vendaje neuromuscular son unas tiras adhesivas de colores que se adaptan al músculo. Proporcionan estabilidad sin restringir el movimiento, debido a la elasticidad que tienen. Esta técnica se utiliza en lesiones musculares, articulares, ligamentosas y neurológicas.

El vendaje neuromuscular prioriza la movilidad de la zona. Actúa modificando la información que llega a nuestro cerebro a través de la propiocepción.

Objetivos del kinesiotaping:

  • Aliviar el dolor: consigue aliviar el dolor, porque la presión de los receptores sensoriales cutáneos disminuye.
  • Dar movilidad: consigue una mayor movilidad tras una lesión, ya que mejora la respuesta neuro-mecánica.
  • Disminuir la inflamación y el hematoma: acelera el drenaje, así como la circulación sanguínea y la eliminación de líquidos.
  • Estimular el músculo: ayuda a que los músculos tengan la capacidad de contraerse, aliviando el dolor o la fatiga y evitando posibles calambres.