Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): es una enfermedad pulmonar inflamatoria crónica que causa la obstrucción del flujo de aire de los pulmones. Se caracteriza por las vías respiratorias inflamadas y permanentemente estrechas debido a la presencia de dos enfermedades respiratorias: bronquitis crónica y enfisema.

  1. Bronquitis crónica: tos que dura por lo menos de 3 meses a 2 años.
  2. Enfisema: se definió en términos anatómicos de espacios alveolares agrandados y pérdida de paredes alveolares.

Los síntomas incluyen dificultad para respirar (disnea), tos, producción de moco (esputo), fatiga al esfuerzo que con el tiempo también se produce en reposo, sibilancias y sensación de presión en el pecho.

Factores de riesgo para la EPOC:

  • Tabaquismo.
  • Contaminación del aire en el exterior y en locales cerrados.
  • Polvos y productos químicos.

La fisioterapia respiratoria ha demostrado su eficacia en la mejoría de la disnea de esfuerzo, la capacidad de ejercicio y la calidad de vida de estos enfermos. El tratamiento fisioterápico busca conseguir una tos efectiva, que expulse las mucosidades existentes en las vías respiratorias.

Técnicas más utilizadas para trabajar el EPOC:

  • Ejercicios de respiración abdominal diafragmáticos.
  • Técnica de labios fruncidos.
  • Respiraciones lentas y controladas.
  • Movilizaciones torácicas.
  • Técnica de tos provocada y dirigida.
  • Ejercicios de expansión torácica.