FISIOTERAPIA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la fisioterapia como:

El arte y la ciencia de tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además, la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución”.

Por su parte, la Confederación Mundial de la Fisioterapia (W.C.P.T.) realiza la siguiente definición, que fue suscrita por la Asociación Española de Fisioterapeutas:

“La Fisioterapia es el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, curan previenen, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas o a las que se desea mantener en un nivel adecuado de salud”

Patologías a tratar con la fisioterapia

Esguinces

Lesión traumática en la que se ven afectados los ligamentos y la cápsula articular. Existen varios grados según la afectación del ligamento: Grado 1 con una distensión ligamentosa sin rotura; grado 2 con rotura parcial del ligamento; grado 3 con rotura total del ligamento (tratamiento quirúrgico). El trabajo fisioterapéutico se basa en la aplicación de técnicas antiinflamatorias (ultrasonidos, drenaje del edema…), técnicas para evitar adherencias (cyriax) y en ejercicios para recuperar la funcionalidad de la articulación (potenciación, propocepción,…).

Contracturas

La tendinitis, o mejor dicho, tendinosis, es una degradación o inflamación de los tendones. Es una lesión relacionada con los ejercicios repetitivos (tendinitis en el codo relacionado con el trabajo ofimático). El tratamiento más efectivo para esta patología es la prevención con una buena higiene postural. En caso de la aparición de la lesión el mejor tratamiento es el antiinflamatorio sumado a potenciación muscular excéntrica.

Tendinitis

La contractura se define como el aumento de tono muscular involuntario y continuado en el tiempo. Esta lesión está relacionada con sobreesfuerzos musculares sin una adecuada preparación previa. Para el tratamiento de las contracturas existen numerosas terapias: estiramientos, masaje descontracturante, trabajo de puntos gatillo, punción seca, kinesiotaping…)

Sobrecargas

Aumento del tono de un músculo o grupo muscular, relacionado con una solicitación muscular superior a la que éste puede soportar, o, por una falta de calentamiento y/o estiramiento previo al ejercicio realizado. El tratamiento es similar al de las contracturas y con un pronóstico de recuperación más corto.

Lesiones traumáticas

Lesiones provocadas por un traumatismo o golpe en cualquier estructura musculoesquelética. El tratamiento inicial siempre será antiinflamatorio (ultrasonidos, crioterapia, drenaje…), seguido del tratamiento específico de la estructura dañada (articulación, ligamento, músculo…)

Neuralgias

Patología en la que un nervio sufre una compresión por un tejido cercano (ligamento, músculo, disco intervertebral, fascia…) que produce un hormigueo y/o pérdida de fuerza en las estructuras que inerva dicho nervio. Las técnicas idóneas para estas disfunciones estarán relacionadas con el tejido que provoca la compresión, y posteriormente trabajar el nervio afecto con movilización neurodinámica.